Antecedentes

Publicado el por

Ante el avance científico hacia la conquista del espacio ultraterrestre acontecido en el siglo pasado, las Naciones Unidas auspició una serie de conferencias mundiales, realizadas en Viena, Austria, de gran trascendencia, relativas a este tema. A continuación se detallan las mismas:

UNISPACE I (Primera Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Exploración del Espacio), de 1968. En la cual se analizaron los beneficios prácticos de la exploración espacial y la investigación, y el posible aprovechamiento de los países en desarrollo o no espaciales de las mismas.

UNISPACE II (Segunda Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Exploración del Espacio), de 1982. Reflejó el creciente interés de todas las naciones por el espacio ultraterrestre, evaluó el estado de la ciencia y las tecnologías espaciales y su aplicación al desarrollo, y examinó los programas de cooperación internacional en materia espacial.

UNISPACE III (Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Exploración del Espacio), de 1999. Implicó a industrias, organizaciones intergubernamentales y ONGs del sector espacial, con el propósito de fomentar el uso de la tecnología espacial para resolver problemas regionales y mundiales; y hacer accesibles las investigaciones espaciales en pro del desarrollo.

A partir de la realización de UNISPACE II, la Asamblea General de las Naciones Unidas, apoyó el establecimiento y fortalecimiento de mecanismos regionales de cooperación, naciendo la iniciativa de establecer y realizar la Conferencia Espacial de las Américas (CEA), como un foro gubernamental de los países de la región para promover el conocimiento y la aplicación de las ciencias y tecnologías espaciales en pro de la seguridad, el desarrollo y el bienestar de los países miembros.

La I Conferencia Espacial de las Américas (I CEA), “Perspectivas de cooperación para el desarrollo”, fue realizada en San José, Costa Rica, del 12 al 16 de marzo de 1990. El objetivo de la conferencia fue fomentar la cooperación en las áreas de ciencia y tecnología para usos pacíficos del espacio entre los países panamericanos para mejorar la calidad de vida. Participaron 20 delegaciones oficiales, cuatro extra continentales y once agencias espaciales, así mismo, el Sistema de Naciones Unidas.

La II Conferencia Espacial de las Américas (II CEA), “Cooperación, desarrollo e integración regional”, llevada a cabo en Santiago de Chile, del 26 al 30 de abril de 1993, adoptó la creación de una Secretaría Pro Témpore (SPT), para dar seguimiento y continuidad a los resultados de la Conferencia, a fin de fomentar la cooperación en materia espacial entre los países de América Latina y la región del Caribe, y decide que los países interesados designen puntos focales para comunicación con la Secretaría. La sede de la SPT será el país anfitrión de la CEA.

Con la III Conferencia Espacial de las Américas (III CEA), “La ciencia y la tecnología, desarrollo sostenible, medio ambiente, educación y comunicaciones”, realizada en Punta del Este, Uruguay del 4 al 8 de noviembre de 1996, se solicitó a Naciones Unidas que a través de la UNOOSA y PNUD, entre otros organismos especializados, continúen apoyando el seguimiento de las recomendaciones de la CEA. Avaló la recomendación de COPUOS (1996), de organizar en 1999 la UNISPACE III y decidió adoptar un Plan de Acción de Cooperación Regional.

La IV Conferencia Espacial de las Américas (IV CEA), “Aplicación de la ciencia y tecnología espaciales en las Américas y sus beneficios para la sociedad civil”, fue realizada en Cartagena de Indias, Colombia, del 14 al 17 de mayo del 2002; reconoció los aportes efectuados por UNISPACE III, en relación a la aplicación de la ciencia y tecnología espaciales para alcanzar un desarrollo sostenible, particularmente en los países de la región y adopta las recomendaciones de UNISPACE III destacando la urgencia de impulsar la educación en ciencia y tecnología, como instrumento fundamental para el aprovechamiento de sus beneficios e insta a los países de la región a considerar la educación como la base para la viabilidad del desarrollo de los proyectos e iniciativas relacionadas.

La V Conferencia Espacial de las Américas (V CEA), “La Concertación regional espacial para la seguridad y el desarrollo humano”, realizada en Quito, Ecuador, del 25 al 28 de julio del 2006; enfatizó la necesidad de fortalecer a la CEA como el mecanismo idóneo para profundizar en el conocimiento de las ciencias y tecnologías espaciales e impulsar la cooperación entre los Estados, agencias e instituciones de la región y extra-continentales. Deciden que la CEA se celebre cada tres años y que la SPT sea el mecanismo de ejecución de las decisiones de la conferencia. En esta conferencia se enfatizaron las aplicaciones en pro de la seguridad y el desarrollo sostenible de la humanidad, en temas de educación, la prevención y mitigación de desastres naturales, la preservación del medio ambiente y la protección del patrimonio cultural.

La VI Conferencia Espacial de las Américas (VI CEA), “Espacio y Desarrollo: las aplicaciones espaciales al servicio de la humanidad y al desarrollo de las Américas”, realizada en Pachuca, México, del 15 al 19 de noviembre del 2010, se desarrolló en tres segmentos; intergubernamental, industria y servicio, y un foro de la juventud. Los trabajos de la Conferencia se desarrollaron bajo un esquema de sesiones plenarias, comisiones y grupos de trabajo, divididos en cuatro grandes rubros: política espacial, educación y salud; desastres naturales; protección de patrimonio; desarrollo tecnológico, científico e industria aeroespacial. Como resultado de esta conferencia se hizo una propuesta de Agenda regional espacial y se realizaron avances para el proceso de establecimiento de la Agencia Espacial Mexicana.

Todas las ediciones de la CEA, han contado con el apoyo de la Oficina de Naciones Unidas para los Asuntos del Espacio Ultraterrestre (UNOOSA) y con la participación del Sistema de Naciones Unidas.